El reloj ancestral pero fascinante. | latendence

El reloj ancestral pero fascinante.

Nuevo concepto urbano, en Puebla.
26 diciembre, 2017

Una de las principales atracciones turísticas en Praga, es el reloj astronómico de la ciudad, conocido como el Orloj  y no es para menos. Tiene una historia fascinante de la cual se puede relatar una novela o filme digno de premio. Su marcha inició en 1410 por Jan Ruze y desde entonces ha estado marcando la hora, sumando ya 608 años.

Diseñado a comienzos del siglo XV por el relojero Nicolás de Kadán en colaboración con el astrónomo Jan, quienes se inspiraron en un astrolabio que lo hace una obra maestra muy atractiva, su funcionamiento se divide en tres partes haciéndolo capaz de marcar al mismo instante cinco momentos del tiempo. En la parte superior entre dos cortinillas, hay un pequeño escenario con figurillas de los doce apóstoles. Cada figura sale en un lapso de 60 minutos para dar la hora. Éstas figuras son más actuales que el reloj pues datan del siglo XIX. En la parte inferior se ubica un calendario con ilustraciones de los meses, las estaciones y el santoral de cada día del año.

Este reloj es capaz de marcar la hora de cinco formas distintas, la primera lo hace el sol dorado que hace un movimiento elíptico para desplazarse por el círculo zodiacal. En segundo lugar marca el tiempo entre el amanecer y el atardecer en un sistema dividido en doce horas. En tercer lugar, en el borde exterior del reloj, tenemos los números escritos con la tipografía schwabacher en color dorado y son responsables de indicar las horas como se hacía en Bohemia. Luego tenemos el anillo zodiacal que se encarga de indicar la localización del sol en la eclíptica, la línea curva por donde se “desplaza” la Tierra alrededor del Sol. Por último tenemos una esfera lunar que muestra las fases de la luna.

Cabe mencionar que el sistema mecánico del reloj es muy lento, por lo que resulta imposible apreciar el movimiento de cada parte en tiempo real, sin duda es una fascinante obra que requiere ser visitada para apreciar la belleza de su construcción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *